Sueños que voy a cumplir

Sueños que voy a cumplir

Publicado en Capacitación Ejecutiva, Coaching Ejecutivo, Coaching Personal, Coaching Salud, Consultoría, Formación profesional, Inspiración, Motivación, Plan, Recursos Humanos, Superación por admin. | Deja tu comentario

¿Por qué habría de responder a esta invitación de pensar en mis sueños… y además escribirlos? Claro que podrías “no tener tiempo” justamente en estos días tan cargados para esto; o podrías “ya no tener suficiente confianza” en lograrlos… porque tal vez ¿no es la primera vez que lo intentas?; o tal vez eres “demasiado realista” para estas cosas; o simplemente ¿“no necesitas hacerlo”?

Se me ocurre que podría seguir con esta lista, sin embargo, no creo que estos motivos conduzcan a un buen lugar.

Por eso, la invitación es a tomar un momento esta semana, hoy mismo, o un poco cada día para quedarte solo/a, en un espacio de intimidad propia y volver a reconocer que aún hay sueños que deseas alcanzar.

Este primer paso requiere coraje, lo sé.

Tal vez pensar en tus sueños venga asociado con recordar que aún no los has logrado. No importa. Siempre se puede volver a empezar. Siempre que caemos nos podemos levantar.

Te desafío a levantarte y volver a soñar.

¿Qué es soñar? Soñar se refiere a “anhelar persistentemente algo”. Los sueños surgen de lo más profundo de nosotros y persisten en el tiempo. Alcanzar nuestros sueños dependerá de varios factores, en especial, de las decisiones y acciones que tomemos para conseguirlos.

  1. ¿El primer paso? Pensar en ellos. Volver a darles vida en nuestra mente.
  2. ¿Y el segundo? Ahora, darles vida en el corazón. ¿Qué significa esto? Creer en tus sueños. Creer en que podrás lograrlos. Creer en ese rumbo para tu vida. Creer que mereces vivir tus sueños.
  3. ¿Y después cómo sigue? Simplemente trazar un plan. Simple. Escribir tus sueños ayuda porque les das un aspecto de realidad.
  4. ¿Qué más incluye el plan? Decisiones y acciones: ¿Qué vas a hacer? ¿Cuáles son las acciones que necesitas realizar para lograrlo? Enuméralas ¿Cómo harás todo eso? ¿Lo harás solo/a? ¿Quién/es pueden ser de ayuda? ¿Qué les vas a pedir? ¿Qué necesitas? Este es un nuevo criterio de realidad para tus sueños: las acciones.
  5. Y algo tan importante como las decisiones y acciones es determinar plazos, fechas de entrega. ¿Porqué? ¿Para cuándo es algo que no tiene fecha? … Un plazo de entrega es el tercer aspecto de realidad. Cuando nuestros sueños no tienen un plazo, quedan indefinidos, quedan como deseos. Cuando les ponemos plazos, en parte los hacemos realidad.

Ya tienes el plan: sueños | decisiones y acciones | ayudas y recursos | plazos.

Ya decidiste que lo mereces. Desde esa decisión, ya tienes el coraje. Ahora: ¡disfruta el camino!

¡Feliz Año Nuevo!2017

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *